viernes, 20 de abril de 2007

10 9 8 7 6 5

¿Tiene uno permiso de largarse apenas haya escrito la palabra fin en un libro de su autoria; Cuando diste la ultima palada de aquel arbol que otro regará; y de tener hijos ni hablar?

Lo tiene, que ni que, solo gasta el tiempo escuchando los latidos de su corazón, poniendo atención en escuchar que se detenga, y el iluso cree que no dolerá

Asnulfo Melorcas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

eeeehhh???
no entendi k onda kon eso moy!!

Anónimo dijo...

whatttt!!

Anónimo dijo...

aaaaaaaaaa que profundo

snoopymxli dijo...

Que inspiracion!!!!